[ Registrarse ]
 
 
Principal
· Home
· Archivo de Noticias
· AvantGo
· Contactar
· Descargas
· Enciclopedia
· Enlaces
· Enviar Noticias
· Foro
· Galería de Imágenes
· Reportajes
· Tu Cuenta
Artículos Pasados
Domingo, 04 enero
· Estreno de la serie de televisión 'Las aventuras del capitán
Domingo, 30 noviembre
· Nueva edición escolar de 'DonQuijote'
· 'Perros e hijos de perra'
Sábado, 11 octubre
· Estreno de la obra 'Patente de corso'
Miércoles, 20 agosto
· Se prepara adaptación al cine de 'La piel del tambor'
Miércoles, 13 agosto
· Arturo, premiado en La Unión (Murcia)
Sábado, 10 mayo
· Arturo en las Jornadas de Arqueología Subacuática
· Arturo en Argentina
Domingo, 16 febrero
· 'Letras y espadas' por Madrid
Sábado, 01 febrero
· Arturo, premiado en Santiago de Compostela

Artículos Viejos
Últimos mensajes

 IMPORTANTE: MUDANZA DEL FORO
 Iros a leer este hlo
 1254 - 16.07.2017 - Carta a una chica muerta
 1253 - 09.07.2017 - Una Historia de España (LXXXVIII)
 1252 - 02.07.2017 - Mi tío Lorenzo
 1251 - 25.06.2017 - Una Historia de España (LXXXVII)
 1250 - 18.06.2017 - Perros de la Recoleta
 1249 - 11.06.2017 - Una Historia de España (LXXXVI)
 1248 - 04.06.2017 - Claro que nos representan
 4 - 20.06.1993 - Sobre lobos y japoneses

El Capitán Alatriste Forums


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el monitoreo de las costumbres de uso de su navegador. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar el modo de tratamiento de estas cookies o negarlas.

Ecke Ecke
www.Capitan-Alatriste.com :: Ver tema - Nuestra cena con Arturo (III)
 FAQFAQ   BuscarBuscar   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   PerfilPerfil   Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados   LoginLogin 

Nuestra cena con Arturo (III)
Ir a página 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Arturo Pérez-Reverte
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Jue Ene 21, 2010 1:25 pm    Asunto: Nuestra cena con Arturo (III) Responder citando

Este sábado 16 de enero volvimos a tener una nueva oportunidad de pasar un rato cenando y charlando con Arturo Pérez-Reverte, como siempre en la Taberna del Capitán Alatriste en Madrid. Asistieron Acuario, Ada, Agustinadearagon, Bowman, Crisand, El Curioso Impertinente, Earelen, Elisheva, JackRackham, Koora_linax, Lansquenete, Lenka, MacVamp, Namarie, Nexus6, Remolina, Rogorn, Siana, Targul, Trinidad y Vetinari. Como en veces anteriores, estuvo con nosotros unas cuatro horas, a pesar de que siempre le coincide algún viaje al día siguiente (y se le hacen las tantas antes de que pueda fugarse de la lata que le damos), y de que le hagamos "repetir la teoría, que ya os la sabréis". Por eso, gracias una vez más.

Se empezó, como es tradicional, por recordar cómo se creó la Taberna, a raíz de una conversación con Félix Colomo, el dueño. Félix le comentó que había comprado "la casa donde vivía Alatriste" y pensaron en hacerla taberna, aunque Arturo no es socio y sólo autorizó el uso del nombre. La decoración de la parte de arriba del local es del mismo decorador de la película 'Alatriste'. Arturo dice que no va mucho por allí, pero que hay amigos suyos a los que les encanta quedar en ella, como unos servidores y como Los Tigres del Norte, a quienes les gusta mucho y siempre los lleva a comer allí. Nos preguntó si los habíamos visto actuar alguna vez, y ahí nos pilló en renuncio, porque creo que nadie los ha visto, excepto Mac, nuestra mexicana residente.

'El asedio'

Después, y casi por inercia, lo primero de que se habló fue de 'El asedio', cuya espera se está haciendo tan larga como el propio evento histórico. Vendrá con planos del Cádiz de la época dentro. La portada ha sido muy trabajada y manejando más de 30 posibilidades hasta llegar a la definitiva. Para la presentacion de propuestas Arturo sólo dio una indicación: quería ver una silueta estilo Jack el Destripador en un marco de niebla. Al hilo de esto explicó lo complicado del proceso de edición y la cantidad de gente que trabaja en ello. Quedó claro que él puede implicarse (dada su posición de autor “seguro” y rentable), y además quiere supervisar sus distintos aspectos, a pesar de que eso le dé más tarea, pues, como dijo, “si hay un error gordo, que sea mío y no de la editorial”. Una propuesta inicial era un mapa de Cádiz dentro de una amapola, rechazada por ser "una mariconada". Luego nos dio más detalles del libro en sí: de la premisa inicial (un asesino en serie mata muchachas allí donde ha caído una bomba francesa) salen cinco hilos con personajes como el policía joputa, el artillero francés obsesionado por la balística, una joven de la burguesía mercantil que debe ocuparse del negocio familiar, un corsario que odia el mar, que al final convergen en uno. La joven está implicada en la trama de "amor folletinesco” que nos intentó ejemplificar como “un personaje de Jane Austen enamorada de Paquirri (que no Paquirrín) o de su hijo Cayetano Rivera".

Se le dijo que la portada tenía la misma estructura que la cajetilla de Lucky Strike. Asintió cuando se le aclaraba que no era una crítica, porque gracias a ese diseño (un punto rojo sobre fondo blanco) la marca de tabaco consiguió mejorar las ventas al destacar su diseño sobre el resto. Mencionó que quería que la silueta fuera del policía o del asesino, a lo que alguien dijo "entonces ya sabemos que el asesino no es el policía". Arturo la señaló sonriendo y dijo "buena observación".

Hace un tiempo tenía en mente una novela sobre una familia burguesa, acomodada del Mediterráneo, basada en gente que conoce, pero ya ha desechado esa idea y ha incorporado muchos detalles de esa familia a esta novela. Confirmó que algunos hilos de esta trama podrían haberse convertido en novelas enteras, pero, como ya ha dicho otras veces, por falta de tiempo puede que no alcance a desarrollar en el futuro todo lo que se le ocurre.

Tendrá como eslogan “El novelón de Pérez-Reverte”. Arturo no quería al principio usar esa palabra, pero le convencieron enmarcando esa frase en otro contexto diferente al de 'folletón', que es el del que cuando alguien dice: "Vaya libro mas bueno, es todo un novelón".

En la FNAC saldrá en edición tapa blanda, y en El Corte Inglés saldra una especie de edición especial como la de 'Un día de cólera' en una caja junto con un libro de memorias del Cádiz de las Cortes. Estas ediciones no son decisiones suyas, sino de la editorial.

Al día siguiente de la cena se fue a Cádiz a hacer ya algunas entrevistas que tiene programadas. Preguntado si las fotos promocionales son nuevas, dice que sí, que se hizo fotos nuevas hace unos veinte días, pero que qué más daba, si lleva diez años con la misma pinta.

Se le dijo que la primera frase del libro no acababa de cuajar a ojos de algunos, y soltó: "Bueno, estamos a tiempo de cambiarla". Juas.

Y por último, con este libro piensa cerrar por ahora el capítulo de novelas ambientadas en el pasado, salvo Alatristes.

Alatriste

'El puente de los asesinos', que aparecerá a fin de año o primeros de 2011, tendrá lugar en Italia. Alatriste e Iñigo irán desde Nápoles, pasando por Roma, hasta Venecia. Se le dijo que cree haberse fijado en que casi siempre que Alatriste se bate en grupo son cuatro, como los mosqueteros (en 'El oro del rey' cuando los corchetes en el Arco del Golpe, en el corral de comedias del primer libro) y se sorprendió porque no había caído nunca en ese detalle. También son cuatro en la Mulata (con Copons y Gurriato) y me parece que cuando asaltan el convento en la segunda novela). Arturo respondió que no se había dado cuenta, y estaría bien saber si el dato se confirma. Hablamos de cómo Milady era “el amor de su vida” y de que cuando, con siete años, su padre le decía “¿Pero por qué te gusta Milady? ¡Si es mala!”, él contestaba: “¡No es mala, es guapa!”.

Cuestionado acerca de la esgrima en Alatriste, dijo que era barriobajera y a buscar el hueco. Cuando se le dijo que "no era el único en el Madrid de la época que es tan bueno con una espada", y que alguna vez "le dieran alguna sorpresa al personaje para mal, porque a veces va claramente buscando gresca y darle de hostias a la gente para desfogarse, y ya se sabe que quien va a por uvas... a veces se las encuentra", respondió que el próximo Alatriste comienza con un duelo, que quizá "sorprenda". Luego hablamos un momento sobre las peleas al arma blanca con dagas, navajas, etc, y se le ofreció el apoyo de los foreros entendidos en el tema.

En el capítulo VII de 'El sol de Breda', llamado por coincidencia 'El asedio', Iñigo escribe una carta a Quevedo el uno de abril de 1625. Este es el día exacto en el que D'Artagnan entra en el pueblo de Meung al principio de 'Los tres mosqueteros', localidad donde luego estará el Club Dumas. Arturo confirmó que todo esto no es coincidencia, sino aposta. Es una muestra del contenido 'extra' que puede encontrar el lector que siga la pista de miguitas que Arturo deja a modo de juego en sus novelas.

Patentes

Dijo que para él, escribir la patente semanal era un suplicio, y que odia el día de la semana que le toca escribirla. A esto le respondimos que podríamos hacer un hilo con sugerencias para patentes, y dijo que adelante, así que eso haremos. Si vale de algo, bien, y si no, será que ni le hace falta, así que salimos ganando de todas formas, jeje.

Preguntado si lo que cuenta en la patente 'El caballo de cartón' de verdad ocurrió, dijo que sí, que todo lo que el cuenta que le ha pasado en las patentes es así, aunque a veces cambia detalles de las personas del artículo o los lugares donde ocurren.

Familia

Asistió 3 años a clases de esgrima, en el colegio. Entre los 14 y los 16 años, comenzo con sable, especializándose después en florete. Con 15 años ya se había leído toda la biblioteca de su padre y su abuelo, incluyendo los clásicos griegos, y de chico su padre lo llevaba a ver teatro clásico español, pues le encantaba (al padre) y era capaz de recitar largos fragmentos, incluso el Tenorio completo, de memoria.

Reportero (que no periodista)

No describe su etapa en los medios como de periodista, sino de reportero: ir, informarse, informar y salir vivo. Comentó que cuando empezó no se planteaba ser periodista ni mucho menos escritor, que lo que quería era ver mundo, experimentar cosas. Que en sus inicios iba a lugares peligrosos a hacer fotos o escribir crónicas que luego vendía a otros (a los que no nombró) que no querían ir. Poco a poco fue haciéndose conocido en la profesión hasta que ya las crónicas y las fotos se las pedían directamente a él y empezó a firmar en primera página muchas veces. Fue Emilio Romero, a quien conoció, quien le ficho para 'Pueblo'. Que entonces la guerra era una aventura fascinante: amigos, chavalas, acción… y que se lo pasaba “de puta madre”. Todo aquello cambió en Eritrea, donde no sólo vio morir a sus amigos mientras corrían junto a él (volvió a contar la historia del guerrilero Kibreab que era su amigo y a quien vio muerto al poco, y a quien le sacó una foto) sino que les vio matar, violar, saquear…Allí perdió "la mirada inocente” que le quedaba, cuando ves que la guerra “te llega a ti, no es algo que le pase a otros en exclusiva”. El Líbano, que había ocurrido antes, a pesar de haber sido “una guerra muy cruel”, él se lo pasó “en grande”, con alguien disparando a los coches de la calle que para ardieran y se les sacaran fotos, por ejemplo. Dijo que la peor guerra le había parecido la de Bosnia. "De las que estáis en esta mesa, por ejemplo, os habrían violado a todas". "Y lo habríamos hecho los hombres que estamos en esta mesa", se le respondió. Y contestó: "Pues seguramente".

Hubo un momento en que la guerra dejó de ser divertida. Fue en Eritrea, cuando estuvo 40 días “cagando sangre” (nos pidió “disculpas por la expresión, pero así era"). Se sentía morir. Sentía que se consumía y que no iba a poder llegar a la frontera con Sudán. Alguien le preguntó que cómo se estaba en la guerra sabiendo que tu mujer e hija estaban en casa pensando que quizás no volverías. Eso parece ser que no le preocupaba mucho, porque él tenía asumido que podía no volver y da por supuesto que los que le rodean lo tiene que asumir también. La mujer que estuviera con él en aquel momento tenía que saber que podía sonar el teléfono, o aparecer una guerra nueva en portada, y que él se iría en cuestión de horas. Si al volver estaba, bien y si no, pues a otra cosa.

Mucha gente le preguntó sobre esa sensación de haber ido al infierno y haber vuelto. Comentó que es verdad. Pero que nunca se ha arrepentido de haber ido, solamente ha pensado alguna vez: “¿Qué hago yo aquí?”. Lo que sí echa de menos es la mirada inocente que tenemos el resto sobre el mundo. Cuando él ve una pareja que se besa no piensa: “Qué bonito es el amor, el cuento de la Cenicienta, ¿eres tú el príncipe azul?", sino que piensa ”¿Quién va a traicionar primero al otro?”. Echa de menos esa mirada fresca, inocente sobre la vida, porque sabe lo que la gente puede llevar dentro si se lo sacan en contextos como los de una guerra.

No estudió para marino porque eso significaba estar 5 años en el tema. Así que se matriculó en Políticas en Madrid y se buscó la vida. Se definió como un cazador de noticias, de cosas, de mujeres. Iba y venía de la guerra para los exámenes. Sólo fue a clases de Primero de Periodismo, y se examinaba de lo demás con apuntes que le dejaban o incluso siendo aprobado sin más por profesores que lo conocían de estar firmando en primera en 'Pueblo'. Tiene pues las dos carreras, y dice que mientras que Políticas le enseñó mucho, Periodismo nada.

Siguió yendo y volviendo de guerras, y según pasaba el tiempo el paisaje a su alrededor iba cambiando. Había amigos a los que habia visto muertos, el cadáver de una muchacha que se parecía a su hija... En Sarajevo siempre acordaba con Márquez, antes de entrar en territorio comanche a grabar, por dónde iban a salir corriendo en caso de que la cosa se pusiera chunga.

Mientras tanto, un día en un bar de putas donde los viejos soldados del periodismo le cuentan sus batallitas a los pipiolos recién llegados se dio cuenta que no quería acabar así. En un bar cualquiera contando sus batallas. Quería un refugio al que volver. En aquel momento, se lo planteó a su chica de entonces y ella dijo que podían probar y ya le diría en un tiempo cómo iba la cosa. Más tarde llegó la llamada de la maternidad, y él le dijo que vale, pero que supiera que su trabajo era el que era y que no estaría presente siempre.

Cine y mujeres. Y hombres.

Aún se acuerda que tiene pendiente una patente sobre pelis del oeste. Elogió 'Celda 211' y 'El secreto de tus ojos' y recomendó una sobre un soldado en la guerra de Bosnia, 'Savior', con Dennis Quaid. Y 'Acorralado'. Sip. La primera de John Rambo.Y 'Cyrano de Bergerac'. Aclaró la cuestión de si había salido alguna vez de cameo en alguna de las películas hechas sobre obras suyas, y dijo que no, ni lo haría nunca.

Comenta que coindide plenamente con la opinión manifestada por Juan Marsé en un reciente artículo titulado 'Cineros'.

Sus mujeres de cine son Ava Gardner, Sofia Loren, y sobre todas Kim Novak, que fue la inspiración, junto a la Milady literaria (no tanto la cinematográfica de Lana Turner) de Liana Taillefer de 'El Club Dumas'. Sobre Sofia Loren, aparte de describir dos veces durante la cena cómo salía mojada del agua en una peli, mencionó otra, 'El oro de Napoles', y comentó que se la había encontrado a la salida de un hotel y que se quedó todo cortado enmudecido como un adolescente. Se recordó la reciente portada de XL Semanal en la que aparecián Sofía Loren y Penélope Cruz y que parecía que Pe era 20 años mayor, y dijo Arturo que Penelope no tiene ni media hostia. Además recordo el momento de 'Atrapa a un ladrón' cuando en el pasillo Grace Kelly agarra a Cary Grant del cuello y lo besa. Dijo que lo de Monica Bellucci es medio coña. Que nunca le han gustado mujeres así.

Sigrid también apareció como recuerdo infantil, y ahora que Elsa Pataky va a encarnarla en el cine, Arturo dijo que le parecía preciosa y dijo que además es lectora revertiana. Sobre Laetitia Casta, dijo aquello ya mencionado del Corte Inglés de Granada donde la gente le paraba a él y a ella no. Ella se pilló un cabreo, pero es que comentó, parece físicamente una universitaria mona, pero no un pibón como en las revistas y anuncios.

Aquí las mujeres reclamaron hablar también de hombres, y salió el primero, por haber sido 'patentado' verias veces, Russell Crowe, sobre todo en 'LA Confidential', donde "me lo follaría hasta yo". Sean Connery también apareció, Robert Redford, Harrison Ford, Paul Newman, y un nuevo fichaje, Jon Hamm, el protagonista de la serie 'Mad men', que también recomienda Javier Marías. Y Bertín Osborne, que las trae locas allá donde va.

“Hay dos tipos de mujeres: las que cuando están atacando se aprietan o acurrucan contra tu hombro, lo cuál está muy bien y le digo "¡Arrímese más señorita!", y la que coge el fusil y se pone a disparar. A mí la que me gusta es la del fusil." Dijo además de las mujeres que todo lo que sabe de ellas lo ha aprendido observándolas. Y que son enigmáticas.

Mundo este

Otra cosa que dijo cuando nos pusimos a preguntarle cual futurólogo, por cuál era el futuro de este nuestro país, fue que él no sabía lo que iba a pasar, pero que España era una frontera natural. Y las fronteras es lo primero que cae. También dijo que el aire 'Blade runner' que tiene México DF es el futuro de las grandes ciudades del mundo, aunque obviamente no de diseño estilizado y bellamente iluminado, sino peligroso, mestizo, fascinante, lleno de actividad, lleno de vida y también de muerte.

Libros

Dijo que” todos llevamos una novela dentro” aunque no fuésemos conscientes. Que al contrario de lo que cree todo el mundo una novela no es un conjunto de experiencias, de anécdotas que ha vivido el escritor o que puede inventar o imaginar. Una novela es una mirada sobre el mundo. "Las novelas no se escriben con anécdotas. Se escriben con puntos de vista". Menciono a Montero Glez, Henning Mankell, Stieg Larsson y Enrique Vila-Matas, aparte de a los de toda la vida. También se le preguntó qué libros se llevaba a las guerras fijos, siempre consigo: mencionó Thomas Mann (un tomo con 'La montaña mágica' y 'Los Buddenbrook'), 'Los tres mosqueteros', algo de Stendhal y las obras completas de Plutarco.

e-books

Comentó que esto a él ya no le va a afectar. Que el proceso para él, como escritor, va a ser el mismo. Sus dos añitos por novela no se los quita nadie. Que sólo afecta en cuestiones de almacenaje e investigación (para el lector es más cómodo, ocupa menos, etc etc). Recordamos que él fue el primer escritor de España en colgar para descarga por internet un libro, 'El oro del rey'. Desde entonces algunos distribuidores se la tienen jurada. A pesar de las miles de descargas, el libro fue en repetidas ocasiones el más comprado en muchas de estas grandes cadenas libreras, pero cuando sacaban la famosa lista nunca le ponían.

'Territorio comanche y 'El pintor de batallas'

Estos dos libros siguen dando que hablar, seguramente porque son los que más de cerca reflejan vivencias reales suyas. Coincidió en que el primero es el que se escribe al poco de llegar, y el segundo el que tarda toda una vida en escribirse. Un intento de analgésico para el dolor, que no lo cura pero lo alivia.

Explica y argumenta intensamente su opinión sobre la cultura, sobre que la cultura te salva, a veces físicamente. Una vez volando por El Salvador, en medio de una tormenta cayó un rayo que atravesó el avión. Este cayó de repente unos 2.000 metros. Todos chillaron. Mientras tanto él permaneció inmune. La cultura asimilada lo llevó a pensar que el subirse a un avión conlleva que la puedas palmar, y también que era enfurecedor poder morir entre tanto cobardica. Repitió su idea, que volverá a salir en una patente próxima, de que algún día se asomará a la ventana y verá por ella a bárbaros violar matronas romanas. A ser posible con un amigo al lado que tambien lo viera y comentara la jugada (Pepe Perona ya no podrá ser).

'La reina del sur'

Se confirma que se cancela el proyecto de película, pero que sigue adelante el de telenovela de muchos capítulos. Defendió este género, diciendo que en ellas hay técnicas narrativas muy interesantes, que no deberíamos menospreciarlas, que se tragó 'Betty la Fea' entera, admirado de algunos sus mecanismos narrativos, y también mencionó 'Doña Bárbara'. Volvió a recomendar 'Secuestro express', de Jonathan Jakubowicz, el director venezolano que iba a dirigir LRDS incialmente en cine.

Esto nos llevó a hablar del lenguaje y la forma en que se us en España y Latinoamérica. Mientras que allí un campesino te relata un terremoto con frases precisas, matizadas, completas y hasta corteses, en España todo sería: "Buoh, hubo un terremoto de la hostia, se movía to, una pasada." Por aquí llegamos a uno de los clásicos revertianos, que es el "Usted me va a dar el dinero, o se muere" con que atracan en México.

'El triunfo de la muerte' de Brueghel

Le gustó la crónica de Bowman sobre su conferencia al respecto, y contó algunos detalles de la organización de aquella charla, y las cosas que no le gustaron. Se preguntó a ver si en ese cuadro había alguien sereno, y tras pensarlo un poco dijo que sí, que lo estaba el que va a ser ajusticiado, con su venda en los ojos esperando el golpe final, porque ya sabe lo que le queda.

Miscelánea

Dice no entenderse demasiado con la tecnología (aunque para lo que quiere se apaña) y que tiene prohibido al banco que contacte con él por correo electrónico. Que todo lo trata por fax o directamente por teléfono.

En la nueva gramática de la RAE él es de los escritores cuyas frases más se utilizan como ejemplos de uso de algunas expresiones. Esto no tiene nada que ver con él, porque es un trabajo hecho por los linguistas de la casa, que eligieron qué frases usaban.

Se le dijo que, buscando información en internet sobre Sbodonovo, el pueblo ruso ficticio que sale en 'La sombra del aguila', se encuentra un foro sobre la Segunda Guerra Mundial en el que uno de los miembros ha escrito un relato de la defensa de un pueblo ruso por un destacamento nazi en plena retirada de Rusia, y el pueblo era el mismo Sbodonovo de la novela. Mientras, otro forero había realizado un plano del pueblo basándose en las descripciones del libro de Arturo, donde colocó las tropas según se describían en ese relato. La dirección web es ésta:

http://www.zweiterweltkrieg.org/phpBB2/viewtopic.php?f=55&t=4886&st=0&sk=t&sd=a&sid=1a5d4feb856fa46b81624df0fda77d12

Arturo dijo que eso es ser friki de verdad.

Y para acabar, Petrarca: Un bel morir tutta la vita honora.

Chi nol sa di ch’io vivo, et vissi sempre,
dal dí che ‘n prima que’ belli occhi vidi,
che mi fecer cangiar vita et costume?
Per cercar terra et mar da tutti lidi,
chi pò saver tutte l’umane tempre?
L’un vive, ecco, d’odor, là sul gran fiume;
io qui di foco et lume
queto i frali et famelici miei spirti.
Amor, et vo’ ben dirti,
disconvensi a signor l’esser sí parco.
Tu ài li strali et l’arco:
fa’ di tua man, non pur bramand’io mora,
ch’un bel morir tutta la vita honora.

---

Y para terminar más todavía, dejamos a la concurrencia en los capaces dedos tecleantes del comandante David Bowman:

Hola a todos. Aquí va mi crónica.

Siento decir que no he podido evitarlo y he pasado de los hechos. Creo que los hechos de aquella noche están sobradamente reseñados y que entre todos hemos logrado una razonable recuperación de la conversación o, por lo menos, de sus pormenores.

Así que me he tirado a una visión de la persona Reverte, a una ‘visión de la visión revertiana’ más bien. O sea, de esa visión imprescindible, según el propio APR -más que un buen surtido de anécdotas y experiencias- para levantar interesantes mundos de ficción y de la que sale todo, que lo impregna todo y que últimamente es lo que más me interesa del Duque. Su, digamos, ‘sentimentalidad’, que diría el gran Vázquez Montalbán.

Teoría y práctica de don Arturo Pérez-Reverte

Hay gestos que dan sentido a una vida. Un bello gesto honra toda una vida.
-Petrarca.

Nadie que escriba hoy -al menos en español- puede negar a don Arturo Pérez-Reverte la condición de ‘maestro’ indiscutible del narrar. Del arte de contar lo que sea: esto pasa y ‘esto es lo que hay’. Se puede discrepar hasta el infinito sobre los contenidos, modos y fachadas del ilustre académico de la Española pero difícilmente pueden encontrarse ‘peros’ a las sólidas, bien armadas y mejor trabadas estructuras narrativas de sus novelas. Extraordinariamente ricas, complejas y expresivas, bastarían como modelo para un hipotético curso sobre arte y técnica del contar.

No en vano hablamos del tipo que devolvió a la narrativa española la cordura que en los setenta pareció perder. O que, por lo menos, simboliza ese regreso a la cordura. Don Arturo Pérez-Reverte es a la narrativa lo que Antonio López a la pintura.

Bien, pues con este monstruo tuve el privilegio de compartir el pasado sábado mesa, mantel y una conversación muy distendida en compañía de un grupo de buenos amigos y mejores lectores de su obra. O sea, en compañía de unos cuantos foreros. Relajado y a gusto, el escritor con más fama de huraño de toda la ‘escudería Alfaguara’ (y aún de otras) se permitió algunas sabrosas confesiones muy personales e íntimas sobre sí mismo que, a juicio de este cura, bien pueden tenerse por granados hitos de su ‘mapa emocional’.

También comentó Arturo Pérez-Reverte algunos pormenores -muy curiosos para el lego- sobre la preparación del lanzamiento de su próxima obra, ‘El asedio’, todavía inédita y que estará en las librerías el próximo 3 de marzo. Por último se entretuvo desglosando detalles y anécdotas de los ‘alatristes’ futuros y otros muchos pormenores, al gusto de los distintos foreros presentes.

Yo también llevaba mis propias y particulares inquietudes y en ellas me centré, tanto es así que se me escaparon numerosos flecos de entre las muchas cosas que relató el Sr Duque. Así que me centraré, como ya he dicho, en mi punto de vista, en lo que yo ví y experimenté.

Hubo algunas simpáticas sorpresas para quien esto escribe. ¿Podía alguien imaginar que Pérez-Reverte lee y sigue con gusto a Enrique Vila-Matas? ¿O que es el mayor de varios hermanos (que no es lo mismo que ser el pequeño)? ¿O que fue un niño bueno, feliz y devotamente enamorado de la malvada Milady? ¿O que los días, semanas más bien, que estuvo perdido en mitad de la guerra de Eritrea -y de los que emergió con una disentería que casi lo mata- constituyen un iniciático descenso ‘ad inferos’ al que bien podríamos deber toda su obra?

Vale la pena detenerse un momento en este asunto. Habría, en efecto, un ‘Arturito’ feliz, alegre y confiado anterior a aquel dramático encontronazo con la muerte y un don Arturo Pérez-Reverte posterior, que es el que emerge maltratado física y psicológicamente del infierno de Eritrea, pero dueño y señor de sí y de sus poderes. Y estos ‘poderes’ no son, contra lo que algunos piensan, los que proporciona un macuto lleno de sucesos sino un firme punto de vista propio sobre las cosas, bien anclado en la observación y en la reflexión y mejor cimentado por un ordenado bagaje de lecturas que se hunde en la infancia. Porque, asegura Pérez-Reverte, un novelista, un contador de historias, no necesita un gran bagaje de sucesos. Lo que necesita es un punto de vista propio, una visión original sobre lo que pasa (que, en esencia, no sería muy distinto de lo que ha pasado siempre).

La famosa ‘mirada’ revertiana. "Yo sólo pongo una mirada. Vosotros hacéis el resto", que confesó a los foreros en otro encuentro anterior a éste.

El pasado sábado, Arturo Pérez-Reverte se apareció a los foreros reunidos en las cuevas de la Taberna del Capitán Alatriste como un tío tranquilo cordial y educado, en los antípodas de lo que cabe esperar leyendo sus ‘Patentes de Corso’ más broncas. Según confesaría en algún momento de la noche, sus patentes no son más que la expresión por escrito de esos sentimientos primarios e inmediatos que la gente comenta en privado, a bote pronto y sin matizar, "en la barra del bar" por ejemplo. Y sobre la acusación que alguna vez se le ha hecho de que son generalizaciones gruesas, verdaderas granizadas de postas disparadas al bulto y sin distinguir a tirios de troyanos, afirma que es así, en efecto, y también que en folio y medio no hay manera tampoco de ser sutil y, en fin, parafraseando malévolo a Simón de Montfort, que "ya sabrá Dios distinguir a los suyos".

Arturo Pérez-Reverte también negó la generalización que se hace -en función de sus patentes vituperios- de que ‘odia’ a cualquier político por el mero hecho de serlo. Y confesó, a modo de ejemplo, su simpatía por los personajes públicos que representan [tres que se quedan en el secreto del sumario]. Al comentársele que este último no cuenta, ya que es escritor, apostilló muy serio que "excelente, por cierto". O, tal vez, "y no malo", para ser exactos.

Nunca se insistirá lo suficiente en la bonhomía que emana don Arturo Pérez-Reverte en las distancias cortas. Estamos hablando de una figura de primera línea mundial, de un escritor cuyos títulos se venden en medio mundo (y no pocos en el otro medio), de un académico de la RAE y de alguien, en fin, solicitado en los más selectos foros españoles, europeos y mundiales que la nocghe del pasado sábado no tuvo inconveniente en tirarse cuatro horas atendiendo las preguntas de un puñado de frikis sin más título que una pasión confesa por la literatura en general y por la obra de Arturo Pérez-Reverte en particular.

Así que lo primero de todo, gracias, señor. Porque eso es lo que es usted, Arturo Pérez-Reverte. Una cosa que había antes y que en este mundo traidor se va perdiendo a marchas forzadas. Un señor. Una categoría que exige estilazo personal y que algunos confunden con la vanidad, la soberbia y la impertinencia porque son cretinos, babosos, vanos, soberbios e impertinentes ellos mismos. El señorío es otra cosa y no tiene nada que ver con la intemperancia. Un señor es un tipo de altura, un caballero con nivel y con la virtud impagable de abajar y poner en su sitio a los petulantes que apestan la Tierra, por un lado, y de hacernos creer a las personillas normales que andamos por ahí, empujando para que el Mundo no se pare y siga andando cada día, que somos listos y sabemos cosas y tenemos su misma categoría. Lo dicho: gracias.

Ya antes de sentarse, y como quien no quiere la cosa, el Sr Arturo Pérez-Reverte nos cuenta, ampliando la observación de algún forero, que las cuevas de ‘La Taberna del Capitán Alatriste’ -y suponemos, por extensión, que las de todos los inmuebles de la zona de la madrileña Cava Baja- datan nada menos que del siglo XV y que se construyeron con los ladrillos de la vieja muralla medieval que por allí corría y que debió tirarse por entonces. Las cuevas se restauraron en el XVII y, tal cual, han llegado hasta hoy. Así que abrumados por el peso de la Historia y tratando de imaginar lo que las venerables bóvedas que nos rodean dirían si pudieran hablar, nos sentamos rodeados de camareros graciles como sombras que traen y llevan platos, copas y botellas volanderas así como fuentes con delicados manjares que apenas probaremos.
Arturo Pérez-Reverte se siente en la obligación de aclarar que no tiene más arte ni parte en el establecimiento en el que nos encontramos que el nombre de ‘Capitán Alatriste’, registrado legalmente por él pero por cuya utilización en el restaurante no percibe ni una peseta. El propietario de la Taberna es un conocido restaurador madrileño con el que hizo amistad el escritor hace muchos años, nada menos que en su época de corresponsal. En aquellos lejanos días, el tal restaurador preparó una cena -de Navidad, creo recordar- para las tropas españolas destacadas en Bosnia. Años después, tras adquirir este local, a pocos metros de donde Arturo Pérez-Reverte ubica la imaginaria Taberna del Turco, el hombre pidió permiso a nuestro autor para utilizar el nombre de Alatriste, a lo que accedió Reverte sin más condición, puntualiza jocosamente, que "cierta dignidad" en la decoración y ambientación. En consecuencia -y a fin de no correr riesgos- se encargaron estas decoración y ambientación al director artístico de la película protagonizada por Viggo Mortensen en 2006.

Preguntado por el lanzamiento de su nueva novela en poco más de un mes, Arturo Pérez-Reverte detalló el largo proceso que comenzó en diciembre, cuando entregó a la editorial un primer borrador de trabajo que ha servido para abocetar las primeras ideas de portadas y maquetas, así como para el trabajo de los publicitarios. En este terreno tuvo el detalle de adelantar alguna de las frases que van a utilizarse para definir ‘El asedio’ de manera llamativa -El novelón de APR, por ejemplo- y que a él, en una primera aproximación, no le hizo gracia. La responsable de la campaña de comunicación, sin embargo, le convenció de que era buena, asegurándole que la palabra ‘novelón’ se usa espontáneamente entre lectores para calificar una gran novela. O sea, una novela grande, apasionante, llena de acontecimientos y, en resumidas cuentas, absorbente. Arturo Pérez-Reverte apuntó y describió también los personajes principales de la obra y se refirió al cuidadoso trabajo de confección de la portada (hasta cuarenta distintas se han barajado hasta elegir el diseño actual, concebido para destacar en las estanterías de los libreros). Se mostró particularmente satisfecho con la decisión final que se ha adoptado y pudimos ver hasta que punto le gusta involucrarse y terciar en todas las decisiones editoriales de cara a la salida al mercado, como las ediciones especiales que se harán para la Fnac y El Corte Inglés, con peculiaridades y variantes llamativas frente a los ejemplares standard que tendrán el resto de detallistas. En total, una primera salida a la plaza con una importante tirada (300.000 ejemplares de los que deben venderse -no especificó en cuanto tiempo- un mínimo de 100.000 para no palmar pasta ni hacer el ridi).

Desde aquí podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que al menos 20 ejemplares están colocados, fijo.

Tras ello pasamos a inquirir sobre la trayectoria del propio Arturo Pérez-Reverte y tenemos la osadía incalificable de entrar en terrenos personales arriesgándonos seriamente a recibir una estocada mortal. Pero Arturo Pérez-Reverte se presta cual toro nobilísimo a la muleta. Así, queremos saber qué es lo que empuja a un niño feliz y apacible de la clase media de una importante ciudad industrial -la Cartagena de los años sesenta- a meterse con menos de veinte años en mitad de una guerra colonial -la del Sáhara Español, nunca declarada, eso sí- ejerciendo de reportero y jugándose la integridad física. Una vez más sería culpa de la lectura, asegura Reverte, aunque es fácil deducir que algo más habría. Aquel crío debió tener desde muy pequeño fuerte personalidad y un carácter algo novelero. El propio APR refiere como ya de siete años discutía con su abuelo, que pretendía imbuir en su nieto nociones ‘morales’ bien perfiladas en torno a las tramas de las novelas en las que se enredaba.

-Pero ¿cómo puede gustarte Milady, criatura? ¡Es mala, Arturo! Es una mujer muy MALA.
-¡¡No es mala, es guapa!! -replicaba el nano con seguridad.

Del amor eterno de APR por Milady dan fe algunas de las heroinas femeninas más pérfidas y maniobreras salidas de su imaginación: Angélica de Alquezar, Adela Otero, Tanger Soto...

Por si tuviéramos alguna duda en torno a sus puntos de vista sobre la mujer, el audaz tribulete cartagenero añade que la mujer es el gran protagonista del siglo XXI, con un par. "Ya no quedan historias interesantes para que las protagonicen hombres: se han contado todas las buenas. La mujer aventurera aún ha de dar mucho juego". Y añade que siempre le gustaron las mujeres aventureras. "Cuando atacaban los indios, había la que pillaba el winchester y se liaba a tiros y la que se agarraba llorosa al brazo del chico". Preguntado sobre qué tipo de mujer prefiere, APR añade, pícaro, que la del winchester... aunque sin renunciar al placer de consolar a la otra.

Todo un caballero, sin duda.

Ya lanzado, añadió un comentario sobre lo atractivas que le resultaban las soldados isrelíes de la retaguardia en los tiempos de la primera guerra del Líbano. Como concepto, la ‘mujer-soldado’ es un estereotipo femenino que si hoy está muy, pero que muy asumido, en los años setenta era una novedad y más para un españolito de la provincia de Murcia (y una novedad apasionante, además). Para el joven y veinteañero reportero Arturo Pérez-Reverte, el mundo era una fiesta y las guerras, algo así como una verbena que montaba sabe dios quién en sabe dios dónde para que él pudiera viajar y divertirse. "Joven, un pasaporte en el bolsillo de la americana, dinero en el del pantalón y el mundo era tuyo". Y no digamos las chavalas. Durante años APR viajó feliz a través del espanto sin que el espanto le afectara ni poco ni mucho, ya fuese física o psicológicamente. Y la anécdota delirante de la fila de coches aparcados en una calle del Beirut asolado de la época es el mejor ejemplo de esta visión de la jugada.

Arturo Pérez-Reverte asegura que él nunca se planteó seriamente lo de escribir. "Hay dos clases de lectores: los que -como Marías, por ejemplo- ansían llegar a ser ellos los que escriban todo aquello que han leído y los que ansían escaparse, vivir su vida y limitarse a protagonizarlo. O sea, yo".

El trabajo del padre de don Arturo era duro, exótico y de una enorme responsabilidad. Es fácil imaginar a un hombre serio, activo, reconcentrado y al que no debía ponérsele nada por delante. Aquel hombre, ya fallecido, fue (muy) aficionado al teatro y, concretamente, al teatro clásico español. Sin duda pasaría largas semanas de viaje lejos de casa, pero todo hace pensar que no debía perder ocasión -cuando estaba en Cartagena- de llevar a sus hijos a las representaciones que daban las compañías ‘de Madrid’ cuando salían de ‘bolos por provincias’. Vamos, que las ‘tiradas’ de diálogo de dramaturgos como Calderón, Lope, Rueda, G de Castro, Tirso o el propio Cervantes son habituales para don Arturo desde siempre, desde que tiene uso de razón, probablemente. Por mi parte, no me cuesta imaginarlo entrando de pantalón corto y de la mano de su padre, en compañía también de su madre y de sus hermanos, en el magnífico Teatro Romea de Murcia una cálida noche de verano mediterráneo de los primeros sesenta. ‘Quizá porque mi niñez sigue jugando en tus playas y escondido tras las cañas duerme mi primer amor...’

Arturo Pérez-Reverte se escapa de Cartagena a estudiar periodismo en Madrid allá por 1968 / 69. Desde el principio se busca la vida brujuleando por las redacciones de los periódicos para hacer los trabajos complicados -y arriesgados- que los veteranos rechazan. Finalmente, don Emilio Romero ‘in person’ lo contrata para la mítica redacción del diario 'Pueblo' de la calle Huertas y con apenas veinte años, Arturo Pérez-Reverte empieza a vivir su propia aventura. El ‘sueño de Tintín’, podríamos decir.

Pagaría un precio caro. "Siempre se paga", asegura él. E insiste. "Siempre se paga: nada se vive impunemente". Él pagaría en la guerra de Eritrea, donde la guerra dejó de ser un, digamos, ‘entretenimiento’ y donde llegaría a empuñar un kalashnikov. No por deporte, sino para pelear por su vida. Es lo que tiene irse de fiesta con una partida de guerrilleros eritreos. Debían ser entrañables y fue fácil intimar y hacer amistad con ellos. Después los entrañables muchachitos se revelaron colección de bestias sin la más mínima relación con el bravo cabo Belali, por ejemplo, de las Fuerzas Regulares Indígenas del Ejército Español allá, en Sahara y Río de Oro, personaje a cuyo recuerdo guarda devoción don Arturo Pérez-Reverte y al que había conocido un par de guerras antes y miles de años atrás.

Arturo Pérez-Reverte se dio cuenta de que algo no funcionaba en alguna parte cuando la alegre pandilla dejó de comportarse como un grupo de duros, pero nobles guerreros -o de alegres compañeros- y se lió a torturar, violar y matar a sangre fría. Pero, como afirma Peter P Peter, ‘toda situación mala es susceptible de empeorar’ y tras ver morir a parte de aquel grupo de bestias, con alguno de los cuales había llegado incluso a establecer lazos amistosos, nuestro alegre Tintín pilló una disentería y se fue por la patilla hasta el punto de que no se le fue la vida toda pierna abajo de puñetero milagro. "Vi la muerte de cara. Hasta entonces, la guerra había sido algo que les pasaba a los otros. Pero aquella vez me tocó a mí. Estaba convencido de que me moriría". La disentería es mala, muy mala en cualquier parte, pero allá donde Cristo dio las tres voces era una sentencia de muerte. Una muerte, además, que se ve venir agazapada, sinuosa y fría como el ataque de un reptil. Hay una maldición árabe, espantosa, que reza así, más o menos, ‘ojalá mueras solo, despacio, con dolor y lejos de casa’. Y así se vio aquel alegre y despreocupado treintañero en mitad del continente africano. Poseído por lenta, dolorosa y extraordinariamente sucia y desagradable. "Cagué sangre. Literalmente", confiesa gráficamente nuestro anfitrión. Ya no era él. Aquella degradación física, unida a la degradación moral provocada por todo lo que había sucedido, así como la misma desolación dejada por la muerte de los amigos, debían configurar un cuadro anímico deplorable. Es lo que tiene ser humano: la conciencia, la puta conciencia de uno mismo, de la propia degradación pestilente, de estar uno acabándose, de irse en mierda, literalmente, encima solo, sin ayuda ni consuelo y en el mismísimo culo del mundo. Pero... también el sabio determinismo oriental dice que la muerte llega cuando toca y parece que al alegre y simpático Arturito, aún con todo en contra, no le tocaba todavía. Total, que con esa voluntad que a APR parece sobrarle y algo de suerte sobrevivió el hombre.

Naturalmente, la lenta y larga convalecencia posterior, ya en España, no fue sólo física. APR había visto la muerte de cara, había charlado con ella y, lo mismo que en las viejas leyendas medievales europeas, es posible que hasta echara un pulso con ella, una siniestra partida de ajedrez, solos y sin testigos, allí, donde da la vuelta el aire.
Y sí, allí, donde da la vuelta el aire empezó todo. Llámalo epifanía, descensus ad inferos o CCD (Caída en el Camino de Damasco) pero, cual santo Agustín de Hipona, Arturo Pérez-Reverte no emergió de aquel espanto. No. Renació, más bien. Fue, de hecho, durante aquella convalecencia cuando intentó empezar a escribir ficción, a dar sentido al mundo. Un ‘punto de vista’ original, propio o especial, simplemente, había nacido -o empezaba a nacer- y ya buscaba, como un río subterráneo, cauce y salida. En resumidas cuentas, expresarse.

Arturo Pérez-Reverte no logró poner en pie la historia que barruntaba, la de un guerrero perdido y solo en el paisaje de una batalla espectral, un bosque, tal vez un encinar sombrío y desdibujado por la niebla en un país lejano, agreste y extraño. Amenazante. Pero todo aquello cobró sentido cuando dejó reposar aquel guiso apresurado y, en una genial intuición, lo ubicó en su propio país, España, al que aplicó la mirada de un extraño. De un educado guerrero extranjero. Tres años después empezaba a circular por las librerías una ‘novelita’ atípica en el paisaje editorial de la época. Se llamaba ‘El Húsar’ y hoy sabemos que certificaba el nacimiento de un escritor como la copa de un pino. Se llama Arturo Pérez-Reverte. ¿Les suena?

Podría escribir más, mucho más, pero urge entregar esta primera aproximación y tiempo habrá de profundizar en la ‘biografía sentimental’ (en el sentido que daba a esta expresión el maestro Vázquez Montalbán) del Duque de Corso, Nuestro Señor Natural. Su carácter de ‘hombre de acción’ metido a escritor, como Jack London, por ejemplo. Su viaje a los infiernos, a ’el horror’ de su admirado Conrad, como todo héroe mitológico que se precia, llámese Dante, Cristo, Ulises o Eneas, o real, como Pablo de Tarso, Agustín de Hipona o Raimond Llull. Y a su salvación por beatífica intercesión de Nuestra Señora de la Cultura, al modo de otros que, como él, vivieron el espanto de nuestro tiempo, saludaron a la muerte y volvieron para contarlo, como el Dr Uriel, el médico de Belchite, en ‘No se fusila en domingo’, don Jorge Semprún, agarrado al dominio de las lenguas francesa y alemana y al manto protector de El Partido en ‘La Escritura o La Vida’, Primo Levy, que tras su trilogía sucumbió al ataque inmirsericorde de la depresión, o el gran Kurt Vonnegut, identificado con el sufrimiento atroz del enemigo en su increíble ‘Matadero Cinco’.

"La Cultura nos salva en el dolor", aseguró Reverte el pasado sábado "pero sólo como salva un analgésico: dando referencias que no curan las lesiones y patologías del alma. Simplemente, las hacen más llevaderas".

Sabio Reverte.


Ultima edición por Rogorn el Mar Abr 03, 2012 7:14 pm, editado 4 veces
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Jue Ene 21, 2010 1:32 pm    Asunto: Responder citando

Faltaba hablar de los regalos que le hicimos para compensarle por este tiempo que lo tuvimos sin poder escribir.

Uno de los libros que le regalamos a Arturo es uno que apareció recientemente en Inglaterra, 'The Fighting Temeraire', de Sam Willis, que trata sobre el barco del mismo nombre. Barco que tiene la distinción de aparecer en tres libros de Arturo. O casi. Así que os voy a endiñar un a modo de resumen/batallita, en cristiano y todo.

El 'Temeraire' fue uno de los barcos ingleses que participó en la batalla de Trafalgar, y como tal, aparece de esta guisa en el 'Cabo Trafalgar' de Arturo:

Cita:
Son poco más de las once de la mañana, se encuentran nueve leguas al sursudoeste de Cádiz, y a estas alturas la táctica de Nelson está clara: sus navíos han formado dos líneas paralelas que avanzan, viento en popa y cubiertos de lona hasta la perilla de los palos, bonetas incluidas, dispuestos a cortar perpendicularmente, por el centro y la retaguardia, la línea francoespañola. El primer navío de la columna inglesa situada más al norte, al que hace media hora la 'Incertain' se acercó todo lo posible antes de dar media vuelta y poner velas en polvorosa, es un navio de tres puentes (una franja amarilla pintada a la altura de cada batería) y cien cañones, que se dice pronto, con insignia blanca en el trinquete. O sea, como escupe el contramaestre Téte-de-Mort, blanco y embotellado es leche, patrón, la cosa está más claire que la lune, mon ami Pierrot: el vicealmirante Nelson al aparato. Y el navío no es otro, salvo que el ojo experto del contramaestre se la juegue chunga (cosa difícil, porque Téte-de-Mort tiene un ojo marinero incruayable), que el 'Victory', seguido por otros tres impresionantes tres puentes ingleses; uno de los cuales es, seguro, el 'Temeraire', que el contramaestre conoce de sobra porque hace unos años, cuando era primer timonel a bordo del 'Foudroyant', tuvo ocasión de vérselas con él frente a Ouessant. Y escupe fuego, cuenta, por un tubo.
-Que se me tombe par terre la chorra, mon capitain, si no son el 'Victory' y el 'Temeraire' encabezando la línea enemiga.
-¿Seguro?
-Nos ha jodido. O sea, uí.
Y además, observa atento Quelennec, los british de la gran putain van derechitos a lo que van. Es decir, a cortar la línea exactamente por el centro, donde navegan dos de los buques más importantes de la escuadra aliada. En plan chuleta.

Durante la batalla, el 'Temeraire', además de proteger al 'Victory' donde iba Nelson y salvarlo de pringarla (al 'Victory', no a Nelson, que palmó), protagonizó uno de los sucesos más espectaculares de la contienda, cuando llegó a tener enganchado un barco francés a cada lado (o borda, yo es que soy de tierra adentro). Como el 'Temeraire' era un tres puentes, que ya lo ha dicho el maestro, y los dos barcos franceses eran de dos puentes, y por lo tanto eran más bajos, el navío inglés se libró de ser abordado por los marinos franceses, ya que éstos tenían que trepar borda arriba o saltar desde los cables o mástiles de su propio barco. Es más, al contrario, fueron los tripulantes ingleses quienes consiguieron abordar ellos a los franceses y ganar el ménage a trois a ambos. Sin embargo, quedó tan malamente que tras la batalla y la gran tormenta que se desató tardó once días en llegar desde Trafalgar hasta Gibraltar para ser reparado en condiciones. Fue el único barco mencionado por su nombre en el informe oficial del combate redactado por Collingwood, el sucesor de Nelson.

Esto fue en 1805. Unos años más tarde, el 326 de Infantería de Línea español se intentará pasar, como sabe todo el mundo, de los franceses a los rusos, con armas y bagajes (y dos cojones), pero sin éxito. O con él, dependiendo de cómo se mire. El caso es que el 326 había llegado al frente ruso desde Dinamarca, donde estaban aposentados en la misma época en que el 'Temeraire' estuvo destinado en el Báltico, en 1809. Los ingleses, al igual que habían hecho en España, pillajearon todo lo que pudieron a los daneses, a pesar de los colocaron mayormente de guardia cerca de una isla con cuatro granjas y media. Por eso no llegan a salir en 'La sombra del águila', pero bueno, igual estaban por ahí al fondo el día en que:
Cita:
tuvimos nuestra oportunidad: seguir pudriéndonos allí o combatir con uniforme gabacho.
-A ver. Voluntarios para Rusia.
-¿Para dónde?
-Para Rusia.
Dos mil y pico preguntamos dónde había que firmar. Después de todo, de perdidos al río.

Los daneses, como los españoles a los franceses, no consistieron que los ingleses les tocaran a sus mozas y se dedicaban a hacer la guerrilla marina (como se diga en danés) con lanchas cañoneras que atacaban, en grupos de lobos hambrientos de veinte o treinta, barcos ingleses de 74 cañones sin importarles un comino que hubieran estado en Trafalgar. De manera que tenían que andarse con mucho ojito.

Y al año siguiente, en marzo de 1810, tenemos al 'Temeraire' de vuelta en Cádiz, a tiempo para llegar al asalto al Fuerte de Matagorda. Por cosas de la vida, allí aparcaron al lado de otro veterano francés de Trafalgar, el 'Neptune', convertido en cárcel flotante. Creo que tampoco va a salir nombrado, pero debe de andar por ahí, haciendo de extra.

Después de todo esto, el 'Temeraire' fue siendo retirado poco a poco, hasta acabar también de barco-cárcel en Plymouth, cuyos presos pudieron llegar a ver pasar al mismísimo Petit Cabrón apresado, en parada técnica delante de ellos, camino de Santa Elena. En un tiempo marcado por las batallas marinas, los adelantos eran continuos, y un navío que era el más moderno y grande de su clase cuando fue construido se iba quedando atrás rápidamante. De forma que a los 14 años de edad ya empezaba a servir de poco. De cárcel pasó a almacén, y finalmente, fui vendido para desguace.

Cuando esto ocurrió era 1838, y pasó una de esas cosas que a veces le dan a un país de ponerse con la memoria histórica. Las guerras napoleónicas empezaban a quedar atrás (es que claro, sin Napoleón no eran lo mismo), y sus veteranos iban palmando con gran rapidez. Los celebrados barcos de la hazaña de Trafalgar también se iban perdiendo. Y a los periódicos y revistas les dio por hablar de la venta del 'Temeraire'. Resultó además que el desguace que lo había comprado se hallaba Támesis arriba, no al lado del mar, así que el remolcado del barco se convirtió en un acontecimiento que miles de personas fueron a ver desde las orillas del río. Era el barco más grande que nunca se había metido Támesis arriba, y la gente estaba curiosa e impresionada de verlo de cerca. Porque barcos de este tipo rara vez se amarraban cerca de puerto, por si las tormentas: se anclaban a distancia y la gente se apeaba en barcas. de forma que mucha gente nunca veía en realidad un bicho tan grande desde tan cerca.

Bueno, el caso es que parte de la fiebre de la rememoración coincidió con la vida de uno de los mejores pintores ingleses de siempre, JMW Turner, que sabiendo del caso, pintó un cuadro del 'Temeraire' no en plan victorioso hundiendo enemigos, sino en este momento de su retirada. El lienzo se llama 'El Temeraire luchador, remolcado a su última dársena para ser desguazado'. El cuadro, que es obviamente también la portada del libro, muestra al famoso navío de vela casi escondido tras un remolcador de vapor con un sol poniente a la derecha. Es una bella pintura crepuscular en al menos cuatro sentidos: el día se termina, un célebre navío va a ser desguazado, los veleros van a dar paso a los barcos de metal y vapor, y el propio Turner tenía 63 años cuando lo pintó. Es por así decir, un retrato de un heroico barco cansado que deja atrás un mundo que deja de existir.


Turner se negó siempre a venderlo, a pesar de que fue recibido instantáneamente como una obra maestra, cosa que no le pasaba a menudo: en una época que iba cambiando hacia la pragmática revolución industrial, su estilo romántico no agradaba a todos. Eso, y el tomarse licencias poéticas, que cuando se trataba de reflejar hazañas guerreras sentaban muy mal. Otro cuadro suyo sobre Trafalgar fue denostado por su falta de rigor, y en el caso de este Temeraire Luchador también hay varios fallos, algunos de ellos aposta. Para empezar, el barco carecía ya de velas, palos y aparejos, tras haber sido cárcel y almacén, y era sólo el casco ya. Luego, las jornadas de remolque se hicieron de 8 a 12 de la mañana para aprovechar las mareas fluviales, así que nada de sol poniente. Y después, los remolcadores de vapor tenían la chimenea en el medio, no en la proa. Cuando se hizo una copia del cuadro para grabado, y el grabador lo cambió por un remolcador correcto, Turner montó en cólera: lo había pintado así a propósito para simbolizar que en la nueva era del vapor, éste se colocaría por delante de todo.

Y finalmente, en 2005, una de las radios de la BBC hizo una encuesta para averiguar el cuadro favorito de sus oyentes en toda la historia, y el ganador no fue un Goya o un Van Gogh o un Leonardo. Fue este cuadro del 'Temeraire' exactamente. "El continente, aislado", como diría el titular aquél. Pero al menos tienen memoria.

En fin, el libro es todo un cofre lleno de datos, fotos e información. Otros detalles favoritos pueden ser la tifus que cogió la tripulación una vez que pasaron por delante de Cartagena o el veterano cojo de Trafalgar que fue al desguace y pidió un trozo de madera del 'Temeraire' para hacerse una pata de palo con ella. Cosa que le fue concedida. No sé si se llegará a traducir este libro, pero ahí queda, y como Arturo se precia de tener todo lo que sale de navegación del XVI al XIX, pues se lo colocamos antes de que lo encuentre de otra forma. Porque cuando uno va ya por los 30.000 libros, es un rato difícil encontrarle un cromo que no tenga repe.

Del otro libro que hable el frente almogávar, que es quien está implicado en su caza y rescate.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
vetinari
Alférez


Registrado: Jul 26, 2007
Mensajes: 2226
Ubicación: Al sur

MensajePublicado: Jue Ene 21, 2010 3:59 pm    Asunto: Responder citando

Gracias, Ro. Superinteresante lo del Temeraire y fenomenal la crónica son sus enlaces. ¡Maestro!
_________________
"...Efialtes aparecerá finalmente,
y pasarán los persas" Cavafis
"No hay quien pueda comprar el ser marino cuando estás en el mar." APR
"Freedom is just another word for nothing left to loose" Janis Joplin
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
nexus6
Capitán


Registrado: Oct 01, 2008
Mensajes: 6532

MensajePublicado: Jue Ene 21, 2010 4:11 pm    Asunto: Responder citando

Muchísimas gracias, Ro. La crónica de la cena muy buena. Y gracias por la información del Temeraire.
_________________
Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia.Es hora de morir
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Fierabras
Invitado
Invitado


Registrado: Apr 18, 2007
Mensajes: 19
Ubicación: Aquella a la que los romanos dieron por nombre Nueva Cartago

MensajePublicado: Jue Ene 21, 2010 5:56 pm    Asunto: Responder citando

Muchas gracias por la crónica.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
MacVamp
Bravo


Registrado: Sep 01, 2007
Mensajes: 383
Ubicación: Casi diez años en Valencia, a partir de 2011, México D.F.

MensajePublicado: Jue Ene 21, 2010 6:01 pm    Asunto: Responder citando

"Deme la cartera o se muere" ese es el slogan made by Don Arturo sobre los asaltantes de mi tierra, jejeje.

Gracias, Ro, por la crónica y por incluir la de Bowman.
_________________
"Ama a los mortales, pues, y sigue viviendo como lo has hecho, temerariamente, con apetencia por todo y amor por todo, pero llegará el momento en que sólo podrá salvarte el amor de los que son de tu estirpe". A. R.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Jue Ene 21, 2010 6:51 pm    Asunto: Responder citando

Otro sitio donde quedar en madrid puede ser la Trattoria Malatesta, que está en Coloreros, 5, al lado de la chocolatería San Ginés. Arturo dijo que no lo conocía ni sabía de su nombre. También hay un bar de copas Malatesta, en Olmo, 3, metro Antón Martín. Entre el capi y su némesis está uno arreglao pa tol día. Risa
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Siana
Capitán


Registrado: Jun 15, 2006
Mensajes: 5536
Ubicación: Barcelona

MensajePublicado: Jue Ene 21, 2010 7:46 pm    Asunto: Responder citando

El otro regalo

En 1898 se editaron en España una serie de publicaciones periódicas, unos cuadernillos grapados, que bajo el título genérico de ‘Glorias de España. Lecturas Patrióticas’, recogen gestas de héroes hispanos al modo nacionalista, con ese estilo encendido y un punto romántico tan del gusto decimonónico.

Di con ellas en la Biblioteca del Museo Naval de Barcelona buscando información sobre el cabo de la infantería de marina española Esteve Fradera, natural de Malgrat de Mar, que es un pueblo marítimo de aquí, de Barcelona. Fradera falleció en El Callao en 1866 gritando ‘¡Viva España!’ y tiene calle en su pueblo y vitrina específica en el Museo Naval de Madrid, que fue donde supe de su figura. Allí mismo me enteré que desde su fallecimiento tiene a gala la marina española contar siempre con un buque ‘Cabo de Mar Esteban Fradera’. El actual presta servicio como guardacostas en las Rías Bajas. Fradera había servido como marinero en la corbeta “Ferrolana”, buque escuela de aprendices navales del puerto de Cartagena en 1862, y es descrito en los relatos como “un hombre inteligente, de escritura pulcra e instruída, sencillo, sin efectismos ni ampulosidades”. Y como un buen compañero de gran calidad humana.


Cuando le conté toda esta historia a mi conmilitón almogávar, el Maese, y hablamos de cómo se enfrentó “tan solo con un cuchillo” a la masa enfurecida, allá en el puerto del Callao, defendiendo su honor y el de su patria dando vivas a España, el Comandante puso el grito en el cielo (ya sabéis como es el jodío) y juró que era imposible. Y no le faltaba razón. Nadie de Malgrat gritaría a mediados del siglo XIX ‘Viva España’. Y menos, puesto en la angustiosa situación de Esteve Fradera, linchado por una muchedumbre no sin antes pasaportar bravamente a ocho de sus miembros. Cuentan que sus ejecutores retrocedieron por un momento al ver desatada la bravura y furia de éste, quien incluso no dudó en cortarse su propio ojo, lesionado tras una pedrada, para seguir acuchillando a cuanto se le ponía delante.


-Ya gritaría ‘Visca Espanya!’ el buen Fradera -razonó el comandante de la ‘Discovery’- No porque no supiera ‘castellá’, que diría Fradera, sino porque en aquella tesitura tuvo que salirle espontáneamente su lengua materna, la primaria, la de niño. El ‘catalá de Malgrat’.

Entonces me dije que semejante historia tenía que hacérsela llegar al Duque de Corso. Y que tenía que contársela en catalán, como homenaje a la bravura y hombría de bien del ‘bon cap de mar Esteve Fradera’, español como el que más, pero en catalán, que se le va a hacer, las cosas son como son, no como a algunos les gustaría que fuesen. Si por España se puede morir en catalán, es que la lengua catalana es tan española, tan propia de España, como la Pilarica ¿O no?

Así que, compinchada con el Bowman (que se apunta a una ronda de aspirinas) decidí hacerle el regalo al Duque en nombre de todo el foro que, todo hay que decirlo, apoyó con entusiasmo la idea. Fotocopiaría el cuadernillo con la historia de Fradera y se la mandaría al Duque con una dedicatoria en catalán

-Pero el Duque de Corso no entiende el catalán -apuntó alguien.

‘Bué’, saltó el Bowman (ya lo conocéis). ‘El Duque es de Cartagena, tierra de marinos. Allí oír parlar catalán es familiar. Cartagena, encima, está en Murcia, junto a la ‘raya’ lingüística que se estableció en el siglo XIII, cuando Afonso X ‘cortó’ a los aragoneses que bajaban para el sur siguiendo la costa y repoblando con catalanes. El valensiano de Alicante, que una vez escrito, además, es catalán normal y corriente, le tiene que ser familiar a Reverte. Él, encima, habla español y francés y lee latín sin problemas. ¿Tú crees que es incapaz de leer una dedicatoria en catalán? Hay que hacerla en catalá. Por Fradera. Y por Espanya, que también existe, pese a quien pese’.

Pero entonces el Ro me anuncia muy en secreto y en cuchicheos que se preparaba la encamisada con Reverte para enero (estábamos todavía en noviembre) y que me espere para así hacerle el regalo en mano.

Plancha. La idea no es mala pero lo de la fotocopia, en mano, me parecía una un poco cutre. Así que me puse a indagar y ¡tatachán! encontré un único ejemplar editado en dos volúmenes con la recopilación de cada una de las ‘Glorias de España’ encuadernadas en dos tomos rojos preciosos en una libreria anticuaria de Barcelona. Y no pude esperar, así que llamé corriendo a la librería y les dije: “necesito que me guardéis esos ejemplares, van a ser el regalo de un escritor de renombre” y al día siguiente allá que me fui. A verlos.

Me enamoré de ellos antes de abrirlos. Cuando los abrí, bueno, ya sabéis. Era EL regalo. Se le notaba la edad, las hojas delicadas tenían una forma de sonar especial, y además cada relato iba acompañado de unas magníficas ilustraciones. Un minuto después dije “me los llevo”. Las dos encantadoras libreras que casi me habían puesto la alfombra roja al entrar los envolvieron con sumo cuidado, y entre ellas se decían, “en este papel rojo que es el más bonito, y no te olvides de poner la etiqueta de la librería”. Como detalle decir que habían pertenecido anteriormente a un profesor de Manresa, llamado también Arturo, según constaba en una etiqueta del interior del libro. Y si el Sr Duque ya conocía la obra e, incluso, la tenía, daba un poco igual: como simple objeto, ambos tomos eran dos pequeñas maravillas.

Y ya está. Para completar, localicé una serie de documentos sobre Fradera que encuaderné y que le regalamos también.

Esta es la dedicatoria que firmamos todos. En catalán.
(Abajo os pongo la traducción, por si alguien quiere entender todo por lo menudo)

Estimat don Arturo,

La única bandera sota la qual lluiten els anònims que escriuen la Història, tan se val d’on vinguin, és sempre la mateixa. La bandera del coratge, la lleialtat i la nostàlgia d’allò que es va haver de deixar enrere.

La bandera de Troya.

Li enviem aquesta narració on trobarà la història d’un valent espanyol de Malgrat de Mar. El bon caporal de mar Fradera. Català, honest i valent, que els tenia ben posats i que va morir cridant el nom d’Espanya en aquesta llengua nostra tan espanyola, collons.

De part del foro perquè la gaudeixis i continuïs escrivint coses sobre herois cansats i gents d’honor.

Felicitats, torero!
..................

Estimado don Arturo,

La única bandera bajo la que luchan los anónimos que escriben la Historia, no importa de dónde vengan, es siempre la misma. La bandera del coraje, la leatad y la nostalgia de lo que hubo que dejar atrás.

La bandera de Troya.

Le enviamos esta nararción donde encontrará la historia de un valiente español de Malgrat de Mar. El buen cabo de mar Fradera. Catalán, honesto y valiente que los tenía bien puestos y que murió gritando el nombre de España en esta lengua nuestra tan española.

De parte del Foro de Capitán-Alatriste.com para que la disfrutes y continúes escrbiendo cosas sobre héroes cansados y gentes de honor.

¡Felicidades, torero!




Ultima edición por Siana el Jue Ene 21, 2010 8:07 pm, editado 1 vez
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
nexus6
Capitán


Registrado: Oct 01, 2008
Mensajes: 6532

MensajePublicado: Jue Ene 21, 2010 8:00 pm    Asunto: Responder citando

Muchísimas gracias, Sianeta. Guiño Guiño
_________________
Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia.Es hora de morir
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
JackRackham
Capitán


Registrado: May 27, 2007
Mensajes: 3137
Ubicación: madrid, madrid

MensajePublicado: Jue Ene 21, 2010 8:06 pm    Asunto: Responder citando

Ole!
_________________
mille millions de mille sabords!
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Visitar sitio web del autor
bowman
Capitán


Registrado: Aug 08, 2006
Mensajes: 5203

MensajePublicado: Jue Ene 21, 2010 8:26 pm    Asunto: Responder citando

Aquí están. Las 'Glorias de España'. Gloria bendita.






© Sianeta


.
_________________
<div>El último que apague la luz.</div>
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Siana
Capitán


Registrado: Jun 15, 2006
Mensajes: 5536
Ubicación: Barcelona

MensajePublicado: Jue Ene 21, 2010 8:59 pm    Asunto: Responder citando

Ostras las fotos del libro Muy Contento ! Oh qué bueno lo del copyriht Risa ! Gracias por rescatarlas, Maese. Ahora esas Glorias están en manos del Duque, ojala las disfrute.

Muchísimas gracias a todos, de verdad. Y ENHORABUENA por esas magníficas crónicas. Ha sido todo un LUJAZO vivir esta experiencia. Ro: pedazo de historia la del 'The Fighting Temeraire', no sabía que justamente ese era el barco que pintó Turner. Muy interesante. Anda que no se lo va a pasar poco bien el Duque Muy Contento .
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
vetinari
Alférez


Registrado: Jul 26, 2007
Mensajes: 2226
Ubicación: Al sur

MensajePublicado: Jue Ene 21, 2010 9:31 pm    Asunto: Responder citando

Sianeta, gracias mil por la crónica detallada de la gestación del regalo. Y de nuevo, gracias a ti y a Maese por la idea, el curre, la dedicatoria y la posibilidad de que fuera un regalo de todos a pesar de que el mérito es vuestro.

Y como tú dices...¡lo que tiene que estar disfrutanto el Jefe!
_________________
"...Efialtes aparecerá finalmente,
y pasarán los persas" Cavafis
"No hay quien pueda comprar el ser marino cuando estás en el mar." APR
"Freedom is just another word for nothing left to loose" Janis Joplin
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
koora_linax
Capitán


Registrado: Sep 03, 2006
Mensajes: 3032
Ubicación: Córdoba

MensajePublicado: Jue Ene 21, 2010 9:50 pm    Asunto: Responder citando

Se me han puesto los ojos acuosos y trago saliva de todo lo que habeis contado. Circunvoluciones de vínculos creados como la piedra que cae en un estanque. El pensamiento y el afecto que nos une a este paradigma de Arturo Pérez-Reverte.

Gracias Guiño
_________________
"Al final lo que está en juego es como vivir con el desorden". Arturo P-R
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
Ada
Capitán


Registrado: Aug 17, 2007
Mensajes: 5719
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Jue Ene 21, 2010 9:53 pm    Asunto: Responder citando

Me ha pasado un poco igual, me he emocionado con la narración del periplo seguido por Siana con los regalos. Me postro a tus pies.
_________________
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor MSN Messenger
LAMIEL
Bravo


Registrado: May 30, 2007
Mensajes: 217

MensajePublicado: Jue Ene 21, 2010 9:59 pm    Asunto: Responder citando

Muchas gracias por vuestras crónicas,se nota que aún os dura la emoción de tan agradable encuentro.
_________________
 "Una conversaciön interesante tenïa para ella un encanto irresistible"
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Earelen
Alférez


Registrado: Mar 14, 2005
Mensajes: 1022

MensajePublicado: Jue Ene 21, 2010 10:18 pm    Asunto: Responder citando

Simplemente maravilloso. Gracias chicos.
_________________
"La suerte es como el Tour de Francia, lo esperas todo el año y luego pasa rápido. Las oportunidades hay que atraparlas deprisa, sin dudar".
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Lenka
Capitán


Registrado: Sep 21, 2005
Mensajes: 17824
Ubicación: Reino Astur

MensajePublicado: Jue Ene 21, 2010 11:20 pm    Asunto: Responder citando

A eso sí que se le puede llamar: "cuenta lo que fuimos". Muchas gracias a todos por la increíble experiencia, por hacer memoria de lo acontecido, por juntarlo todo tan estupendamente, por los increíbles regalos que os currastéis. En fin, por todo. Un provilegio haber estado. Y, naturalmente, gracias a Arturo por tenernos tanta paciencia y regalarlos no sólo cuanto nos regala con sus palabras (que ya es mucho) sino su presencia.

Besos a todos!
_________________
Me alegro de no haberte matado todavía...
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Visitar sitio web del autor
remolina
Capitán


Registrado: May 04, 2007
Mensajes: 5017
Ubicación: León

MensajePublicado: Jue Ene 21, 2010 11:30 pm    Asunto: Responder citando

La verdad es que ha sido una experiencia inolvidable. Más inolvidable aún gracias al esfuerzo de Siana en busca del regalo perfecto para Arturo. Gracias a Ro, por hacer el trabajo duro de organizar y cronicar este magno evento, así como de buscar el otro regalo. Y gracias a todos vosotros por estar ahí, porque sin vosotros esto no hubiera sido igual. Hubiera sido magnífico, sí, pero no igual. (Ay, que me pongo melosa Risa ).
_________________
"Aprecio a esos cabrones" APR
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
endeavour
Bravo


Registrado: Jan 21, 2010
Mensajes: 946
Ubicación: Valencia

MensajePublicado: Vie Ene 22, 2010 12:05 am    Asunto: Responder citando

Hola amigos.....
soy nuevo por aquí y me he quedado de piedra al leer estos hilos de quedada con D. Arturo. Me parece increíble que esta persona se dedique a cuidar de sus lectores y admiradores de esa manera. Con lo cual me reafirmo en todo lo que pienso de este gran escritor.

Gracias por esta lectura tan amena, qué buenos ratos voy a pasar en este foro. Simplemente perfecto, no sé por qué no había entrado nunca, no me lo perdono. Pero ahora voy a empezar a releer y ponerme al día.

Y el detalle de los libros, simplemente maravilloso compañeros. Si lo encuentro yo no se si se lo hubiera regalado a alguien... jaja. Impresionante.
un saludo.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Arturo Pérez-Reverte Todas las horas son GMT + 1 Hora
Ir a página 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
Página 1 de 6

 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro

Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group
Ecke Ecke


Todos los logos y marcas en este sitio son propiedad de sus respectivos autores. Los comentarios son propiedad de los escritores y todo lo demás © 2007 de www.capitan-alatriste.com. Capitán Alatriste es una marca registrada de Alfaguara ediciones. Todos los derechos reservados
Puedes sindicar nuestras noticias utilizando el archivo backend.php o ultramode.txt
PHP-Nuke Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL. PHP-Nuke comes with absolutely no warranty, for details, see the license.
Página Generada en: 0.35 Segundos